Boston gana el primero; los Cerveceros siguen calientes

Chris Sale ponchó a ocho para apuntarse su primera victoria en postemporada, J.D. Martínez pegó un jonrón de tres carreras y los Medias Rojas de Boston sufrieron con su bullpen para vencer ayer 5-4 a los Yanquis de Nueva York en el primer juego de la serie divisional de la Liga Americana.

Un año después de ser vapuleado por Houston en su debut en los playoffs, Sale llevó una blanqueada de cuatro imparables hasta el sexto inning. Los Yanquis llenaron las bases en esa entrada y en la séptima, recortando la desventaja a 5-3. Aaron Judge conectó un cuadrangular ante Craig Kimbrel para abrir la novena, antes que el cerrador de los Medias Rojas retirara a los siguientes tres bateadores, con ponches a Giancarlo Stanton y Luke Voit, para llevarse el salvamento.

El segundo juego es hoy por la noche, con Boston enviando a otro lanzador que intenta superar una historia de problemas en postemporada: el zurdo David Price tiene marca de 0-8 en su carrera como abridor en los playoffs. Enfrentará al derecho de los Yanquis, Masahiro Tanaka.

En el primer duelo de playoffs desde 2004 entre los añejos rivales, los Medias Rojas, con sus 108 victorias, tomaron ventaja de 5-0 contra el abridor de los Yanquis, J.A. Happ, y luego sufrieron tras la salida de Sale con dos en base y un out en el sexto capítulo.

Nueva York, que ganó más de 100 partidos en la temporada regular y el duelo entre comodines de la Liga Americana ante Oakland, pegó tres sencillos y negoció dos pasaportes en la sexta entrada, y anotó un par de veces antes que Brandon Workman _el único jugador en el roster de los Medias Rojas con un anillo de serie Mundial_ ponchara al venezolano Gleyber Torres para poner fin a la amenaza.

Los Yanquis llenaron la casa sin outs en el séptimo episodio, pero sólo fueron capaces de sumar una carrera. El manager de Boston, Alex Cora, utilizó al lanzador Rick Porcello, programado para abrir en el tercer partido de la serie, para sacar dos outs en el octavo inning antes de apoyarse en Kimbrel _que se apuntó el salvamento de cuatro outs.

Cerveceros toman ventaja 2-0

Una vez más, los Cerveceros de Milwaukee ratificaron que no sólo dependen de Christian Yelich.

El abridor venezolano Jhoulys Chacín lanzó cinco brillantes entradas por Milwaukee antes de dejar el partido en manos de los relevistas, Mike Moustakas contribuyó con dos importantes imparables más y los Cerveceros blanquearon ayer 4-0 a los Rockies de Colorado para tomar una ventaja de 2-0 en su serie divisional de la Liga Nacional.

Si bien Yelich no dio muestras de su poder al bate, los campeones de la División Central de la Liga Nacional exhibieron su capacidad de apoyarse en otros al sumar su 10mo triunfo consecutivo, una racha que inició su impresionante final de temporada regular.

Erik Kratz aportó dos hits y produjo dos carreras, el venezolano Hernán Pérez bateó dos rolas que se convirtieron en dobles y el bullpen de Milwaukee cerró la puerta luego que Chacín cumplió en su debut en los playoffs.

Chacín cedió el montículo tras una labor de tres imparables, tres ponches y tres pasaportes. El tercer juego será mañana en el Coors Field. Otra victoria, y Milwaukee avanzará a la Serie de Campeonato de la Liga Nacional por primera vez desde su última aparición en la postemporada en 2011.

Nolan Arenado pegó dos de los seis imparables de Colorado, sólo dos más que la menor cantidad en la historia de la franquicia en playoffs, impuesta en la derrota 3-2 en 10 innings del primer juego de la serie. Como equipo comodín, los Rockies han anotado apenas seis veces en sus últimos cuatro encuentros y su potente alineación muestra signos de frustración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *