Niegan permiso para reabrir popular restaurante La Marina en el Alto Manhattan y dueños serán despojados

Niegan permiso para reabrir popular restaurante La Marina en el Alto Manhattan y dueños serán despojados

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ El ayuntamiento negó permiso a los dueños del popular restaurante La Marina de la calle Dyckman en el Alto Manhattan y el Departamento Legal de la ciudad, a través de sus abogados, dijo en la corte que está trabajando para despojar a los propietarios, entre los que se encuentra el activista dominicano Fernando Mateo, del contrato que tienen con el Departamento de Parques y Recreaciones.

El restaurante, ubicado en la ribera del río Hudson y con aspecto de resort, fue clausurado por las autoridades después que inspectores encontraron múltiples violaciones a los códigos de salud, problemas con el servicio de aparcamiento, y el arresto del manager, Christian Méndez, a quien la DEA acusa de haber mantenido un importante punto de drogas en el establecimiento.

Mateo, apareció luego en medios locales, amenazando con demandar a la ciudad y denunciando que las autoridades, mantenían une persecución tenaz e injustificada, contra el establecimiento.

Pero, los propietarios, según publicó el periódico en inglés The City, fueron a la corte a someter una petición de bancarrota y a comprometerse con un préstamo para pagar las deudas, adelantando que reabrirían La Marina el 20 de este mayo.

Los abogados de la ciudad respondieron con sus propios documentos judiciales que indican que el Departamento de Parques quiere expulsar al grupo de la concesión del espacio.

«El deudor ha incumplido sus obligaciones tanto con la licencia del restaurante como con la licencia de La Marina», escribió el abogado de la ciudad Zachary Kass en un expediente judicial presentado el 14 de mayo.

«Esto ha causado, y sigue causando, daños sustanciales a la ciudad y al interés público», añade el funcionario.

En una presentación separada, los abogados de la ciudad declararon que el Grupo Manhattan River no tiene ningún plan para restaurar la licencia de licor que se entregó cuando la Autoridad Estatal de Licores cerró las actividades de La Marina en diciembre.

En febrero, el Manhattan River Group estaba lanzando un plan para dar un giro al negocio y reabrir como un lugar de la cadena de BBQ Jimmy’s Brother´s.

Joshua Rosen del Manhattan River Group, la compañía LLC que posee la concesión del Departamento de Parques para operar La Marina, y el fundador del hermano de Jimmy, Jimmy Goldman, hicieron una presentación en un comité de parques y asuntos culturales de la Junta Comunitaria #12 en febrero para anunciar un nuevo restaurante en el espacio de La Marina, según se asentó en el acta de la reunión.

El nuevo restaurante incluiría un movimiento hacia un negocio más orientado a la familia frente a una escena de fiesta», de acuerdo con las minutas.

Jimmy’s Brothers BBQ tiene dos ubicaciones en el centro de Manhattan y en el condado de Westchester y los estados de Connecticut, Maryland y Florida.

La junta comunitaria ya aprobó resoluciones que pedían a la ciudad que revocara la concesión al Manhattan River Group para La Marina y se la otorgara a un grupo centrado en la renovación del espacio, con un establecimiento dirigido al público en general, que incluye a las familias.

En diciembre, el negocio fue cerrado por la Autoridad de Licores del Estado de Nueva York, que dijo que iba a buscar una revocación permanente de la licencia de La Marina.

Los funcionarios estatales citaron el reciente arresto de un gerente de un bar de La Marina por el tráfico de narcóticos y numerosas violaciones de las leyes estatales de bebidas alcohólicas como el motivo de la suspensión de emergencia de la licencia.

Méndez, de 33 años, fue arrestado fuera del negocio de la calle Dickman en noviembre y acusado de siete cargos por venta criminal de una sustancia controlada.

Está acusado de usar a La Marina como distribuidor de las drogas y según el expediente, vendió grandes cantidades de cocaína, oxicodona y marihuana a agentes encubiertos en el negocio.

La Marina abrió sus puertas en 2012 después de que sus propietarios llegaron a un acuerdo en 2009 con la ciudad para abrir el negocio en terrenos que son propiedad del Departamento de Parques de la ciudad. Los dueños de negocios pagan a la ciudad para operar en lo que una vez fue el parque público ubicado donde el parque Inwood Hill se une con el parque Fort Tryon a lo largo del río Hudson.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *