Discusiones para el aumento salarial a empleados privados llevan más de cuatro meses

Discusiones para el aumento salarial a empleados privados llevan más de cuatro meses

  • Tímida flexibilización de las partes no ayudan a llegar a un acuerdo para el incremento

SANTO DOMINGO, RD.- Las partes sindical y patronal, cada una, han flexibilizado sus posiciones en las negociaciones que se han llevado a cabo para la aprobación de un incremento salarial para los trabajadores del sector privado no sectorizado.

Sin embargo, la timidez de los empresarios y sindicalistas al tratar el tema ha dejado un vacío en las partes involucradas que ahonda aún más la posibilidad del esperado aumento de sueldos.

El Código de Trabajo manda a que los salarios mínimos del sector privado se revisen cada dos años y ya este tiempo se cumplió el pasado 4 de mayo.

Pero aunque el Comité Nacional de Salarios (CNS) se convocó con cuatro meses de antelación, o sea en febrero para lograr un acuerdo en mayo, este tiempo resultó poco para las grandes exigencias de ambos bandos, peticiones que ninguno están dispuestos a cumplir y por lo cual ya llevan más de cinco meses de negociaciones y no se ponen de acuerdo para aprobar el demandado aumento salarial.

Los sindicalistas, en principio, solicitaron un incremento de un 30% para los trabajadores del sector privado no sectorizado, con una propuesta en la cual argumentaban las razones por las cuales se podía incrementar ese porcentaje y luego de las negociones bajaron su demanda a un 25%.

En tanto que los patronos, quienes en principio no tenían propuesta de aumento, luego de las negociaciones presentaron un 8% y luego la subieron a un 14%, pero con la condición de que haga una reclasificación del tamaño de las empresas para fines salariales.

En medio de este panorama, se puede ver que por un lado están las centrales sindicales (la Confederación Autónoma Sindical Clasista-CASC-, Confederación Nacional de Unidad Sindical –CNUS- y la Confederación Nacional de Trabajadores Dominicanos -CNTD-) que luchan para conseguir el mejor aumento posible para los trabajadores, para que éstos tengan un mayor poder adquisitivo.

Y por el otro lado están los patronos, representados por la Confederación Patronal Dominicana (Copardom), el Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) y por la Confederación Dominicana de la Pequeña y la Mediana empresa (Codopyme) luchan para que no se apruebe un incremento salarial que los empresarios no puedan soportar y así evitar que muchos se vayan a la quiebra.

Debajo de todos están los trabajadores, quienes ansían un acuerdo entre los representantes de los empleadores y empleados para no que no se prolongue tanto la aprobación del incremento salarial.

En cuanto a las recientes declaraciones del director del CNS de que los sindicalistas fueron quienes presentaron una propuesta para el incremento amplia y bien sustentada y que en cambio los empresarios solo presentaron una hoja en la que pedían que se implemente la reclasificación, el Conep las calificó de lamentables e improcedentes.

“Lamentable e improcedentes las constantes declaraciones del director del Comité de Salarios para justificar incapacidad de actuar/decidir”, publicó en twitter el vicepresidente ejecutivo del Conep, César Dargam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *