López Obrador acuerda trabajar con empresarios mexicanos tras desencuentros

López Obrador acuerda trabajar con empresarios mexicanos tras desencuentros

Tanto el Presidente electo como el gremio acordaron colaborar en conjunto y fijaron reuniones cada tres meses, luego de una campaña en que protagonizaron encendidos intercambios verbales.

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), acordó este miércoles trabajar en conjunto con los empresarios de su país tras una campaña electoral marcada por acusaciones entre ambas partes. “Fue una reunión muy cordial, de coordinación para trabajar conjuntamente gobierno y sector empresarial”, dijo el veterano izquierdista, ganador de la elección presidencial del domingo pasado, tras una reunión a puerta cerrada con el influyente Consejo Coordinador Empresarial (CCE). “Quiero manifestar mi satisfacción por la actitud del sector empresarial de nuestro país (…). Agradecerles porque han actuado de manera muy respetuosa hacia nosotros reconociendo el triunfo que obtuvimos el domingo”, agregó.

López Obrador dijo que en su gobierno no va a haber imposiciones pese a que su movimiento tendrá mayoría en el Congreso. “No se va a actuar de manera prepotente, no se va a imponer nada. Nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho”, dijo. Reiteró que su administración revisará los contratos otorgados bajo la vital reforma energética del saliente Presidente Enrique Peña Nieto para garantizar que no haya corrupción. Por su parte, el líder del CCE, Juan Pablo Castañón, dijo que hubo un ambiente de confianza en la reunión. “Establecimos mecanismos de trabajo para la transición donde para nosotros genera mucha confianza y una gran apertura en la posibilidad de trabajar con su equipo”, dijo. Agregó que habrá reuniones periódicas “cada tres meses, para darle seguimiento y retroalimentación tanto a las acciones de gobierno, planes de gobierno, como retroalimentación desde la economía”. Algunas diferencias Durante la campaña presidencial, la relación entre AMLO y la iniciativa privada estuvo marcada por señalamientos entre ambas partes. López Obrador llamó a algunos empresarios “traficantes de influencias”, mientras que varias grandes empresas como Grupo México, un conglomerado con concesiones mineras y ferroviarias, llamaron a sus empleados a no votar por un modelo “populista”. Sin embargo, a medida que las encuestas marcaban una tendencia clara por el candidato izquierdista, los dos sectores buscaron aliviar la tensión al entender que tendrían que trabajar juntos.

Este miércoles Grupo México felicitó a López Obrador por la victoria, y en un mensaje publicado en la prensa aplaudió “el respeto a la autonomía de nuestras instituciones, así como la disciplina financiera y fiscal”. Representantes de AMLO han reiterado que mantendrán disciplina fiscal y respetarán la autonomía del Banco de México (central)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *