Rusia rechaza las acusaciones por el envenenamiento del agente doble: “es histeria y propaganda”

Rusia rechaza las acusaciones por el envenenamiento del agente doble: “es histeria y propaganda”

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, indica que hasta ahora no hay pruebas que confirmen la implicación de Rusia en el envenenamiento del agente en Reino Unido.

Rusia tacha de “propaganda” e “histeria” las acusaciones que vinculan a Moscú con el envenenamiento de Serguéi Skripal, excoronel del Departamento General de Inteligencia de las Fuerzas Armadas de Rusia, en un centro comercial de Salisbury, Reino Unido, informa Interfax.

“No es serio, es pura propaganda, una pura escalada de la histeria”, señaló el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov durante una conferencia de prensa en Adís Abeba con el presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat.

Asimismo, el canciller ruso dejó claro que no considera pertinente la vinculación de este caso y de la muerte de Alexánder Litvinenko con Rusia. “Establecen un paralelismo entre la muerte de Litvinenko, también en Reino Unido. Quiero recordar que la muerte de Litvinenko, de la que también culparon a Rusia, no ha sido investigada hasta el final”, añadió Lavrov, rechazando todas las acusaciones.

“Propusimos nuestra ayuda, propusimos la colaboración, pero la justicia británica se consideró superior y a ellos les bastó, sencillamente, con pronunciar el veredicto sin pruebas y sin carácter exhaustivo”, recalcó el ministro.

Envenenamiento con agente nervioso

El pasado 4 de marzo, el exagente de inteligencia ruso, Serguéi Skripal, y su hija Yulia fueron envenenados deliberadamente con un agente nervioso en un centro comercial de Salisbury.

El jefe interino de la Policía de Wiltshire, Kier Pritchard, detalló que de las 21 personas que recibieron asistencia médica en relación a este envenenamiento, solo tres permanecen hospitalizadas: Skripal, su hija y el sargento de la Policía Nick Bailey, que llegó primero al lugar donde las victimas fueron halladas inconscientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *