Aprende a hacer un enjuague con clavo de olor contra las caries dentales

Aprende a hacer un enjuague con clavo de olor contra las caries dentales

Para mantener los dientes y las encías saludables debemos mantener una rutina correcta de higiene bucal. Además, lo ideal sería utilizar productos naturales como, por ejemplo, este enjuague con clavo de olor contra las caries dentales.

Descubre en este artículo las propiedades de este aromático enjuague casero, así como los sencillos pasos para realizarlo. El clavo de olor, su ingrediente principal, tiene grandes virtudes antisépticas. 

Cuidar la boca con ingredientes naturales

Enjuague con clavo de olor en vez de productos convencionales

A la hora de elegir productos de higiene oral recomendamos optar por productos naturales. La mayoría de dentífricos y enjuagues contienen ingredientes que podrían resultar perjudiciales tanto para la boca como para nuestra salud en general. Algunos de ellos son los sulfatos, los parabenos y el alcohol.

La buena noticia es que cada vez podemos encontrar más recetas sencillas para elaborar estos productos nosotros mismos en casa. Gracias a algunos ingredientes con propiedades limpiadoras, blanqueantes y antibacterianas podemos conseguir buenos resultados sin necesidad de introducir químicos en la boca.

Los enjuagues bucales

A la hora de elegir un enjuague debemos tener en cuenta si tiene alcohol. Muchos de estos productos pueden llegar a contener hasta una cuarta parte de este componente. No obstante, este componente puede resultar perjudicial, resecar la boca, alterar la saliva y predisponernos a problemas de encías y caries.

El objetivo del enjuague bucal es completar la limpieza de la boca y aportar frescor después del cepillado. Gracias a ellos podemos facilitar la eliminación de los microorganismos que causan caries, inflamación y mal aliento. No obstante, esto podríamos lograrlo también sin usar alcohol, con algunos ingredientes naturales como el clavo de olor.

El clavo de olor

Ingredientes principal para el enjuague con clavo de olor

El clavo de olor es una especia aromática muy intensa originaria de Indonesia. Este alimento se consume desde la antigüedad tanto para condimentar recetas como a nivel medicinal gracias a sus virtudes antibacterianas, antivirales y antifúngicas. Lo más habitual es tomar su infusión o bien usar su aceite esencial.

A continuación destacamos sus principales propiedades para la salud oral:

  • Su alto poder antiséptico previene y combate la caries y cualquier tipo de infección bucal.
  • Tiene propiedades analgésicas que calman el dolor de muelas y encías.
  • Su poder antiinflamatorio es muy beneficioso para las encías y previene la gingivitis.
  • Su intenso sabor es un remedio eficaz para el mal aliento.

Enjuague con clavo de olor

Ingredientes

Para preparar el enjuague con clavo de olor necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 1 cucharada de clavo de olor (15 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 3 gotas de aceite esencial de uso oral de menta (opcional)

Nota: Si vamos a usar aceite esencial de menta debemos asegurarnos de que sea un producto puro y natural. En muchos lugares venden esencias sintéticas que son solamente productos químicos sin propiedades terapéuticas. También debemos asegurarnos de que el aceite sea apto para su consumo, ya que algunos son solamente para aromatizar o de uso tópico.

Descubre: Tips para evitar problemas de salud bucal

¿Qué debes hacer?

Para elaborar este enjuague con clavo de olor y menta seguiremos estos pasos:

  • Calentar el vaso de agua junto con el clavo de olor y llevar a ebullición.
  • Dejar hervir durante 10 minutos.
  • Apagar el fuego, cubrir la cazuela y dejar reposar hasta que se enfríe.
  • Colar y meter el líquido en un frasco, en el cual añadiremos el aceite esencial de menta.
  • Los aceites esenciales no deben calentarse, ya que perderían sus propiedades con mucha facilidad.
  • Agitar el frasco para mezclar bien los dos ingredientes.

¿Cómo lo usamos?

Para una correcta higiene oral debemos tener en cuenta las siguientes cuestiones:

  • Utilizar el hilo o seda dental al menos una vez al día para prevenir tanto la caries como el sarro.
  • Cepillarnos los dientes después de cada comida, a poder ser con un dentífrico natural. Es importante que no contenga flúor ni sulfatos.
  • Agitar nuestro enjuague casero y natural y tomar un sorbo.Mantener el enjuague en la boca durante medio minuto para que llegue a todas partes. Escupir.
  • Podemos usar el enjuague tantas veces como queramos. Al no contener alcohol ni otros componentes irritantes, no hay riesgo de utilizarlo demasiado.

También es un enjuague muy eficaz cuando tenemos dolor de muelas o encías o molestias por llagas. De hecho, un remedio tradicional consistía en poner un clavo de olor en la muela afectada para proporcionar alivio inmediato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *