Remedios naturales para la psoriasis en las uñas

Remedios naturales para la psoriasis en las uñas

La piel se renueva constantemente. No obstante, como todo en exceso puede ser negativo, una renovación celular más rápida de lo normal puede traer consecuencias molestas y que afecten nuestra salud.

 La psoriasis es un claro ejemplo de excesos biológicos que derivan en una enfermedad que, aunque no es especialmente peligrosa ni contagiosa, puede ser dolorosa y de difícil tratamiento. Por eso, te traemos cinco remedios naturales que pueden contribuir a que elimines la psoriasis en las uñas.
  

¿Qué es la psoriasis?

Etimológicamente, la psoriasis viene del griego “psora”, cuyo significado es comezón. Las células muertas que se encuentran en la epidermis, que es la capa exterior de la piel, son reemplazadas por células nuevas. Este proceso ocurre aproximadamente cada 30 días.

 Sin embargo, cuando esa renovación se acelera más de la cuenta ocurre lo que se conoce como psoriasis. Esto ocasiona enrojecimientos en la piel o escamas, que por lo general causan dolor y comezón, y muchas veces pueden llegar incluso a afectar las uñas.
 Las lesiones de la psoriasis en las uñas son más comunes en las de las manos que en las de los pies. Muchas veces, estas son las únicas marcas de la psoriasis en la persona.
 
Entre las características más frecuentes de esta enfermedad se encuentran:
 
  • Hoyuelos o depresiones sobre la uña, como si fuese pinchada por una aguja.
  • Engrosamiento de algunas zonas de la uña o incluso la uña completa.
  • Manchas amarillentas o rosadas en la parte distal o sobresaliente de la uña, que puede producir desprendimiento de la zona lateral (parte ungueal).
  • Pérdida de brillo y aparición de asperezas sobre la uña.
  • Destrucción de la uña que produce un polvillo como el serrín debajo de la uña.
  • Fragilidad de las uñas afectadas.

Como el crecimiento de las uñas suele ser lento, es común encontrar personas que se desaniman al ver que el resultado del tratamiento requiere de paciencia durante la espera. El cuidado de este tipo de psoriasis debe ser continuado y supervisado para evitar el abandono del mismo.

5 remedios naturales para combatir la psoriasis en las uñas

Los tratamientos de la psoriasis en las uñas por lo general resultan insatisfactorios y deben ser orientados específicamente a los casos en los que hay un deterioro funcional o afectan considerablemente la parte estética.

 Sin embargo, existen unas cuantas alternativas naturales que puedes hacer desde tu casa para combatir los efectos de la psoriasis en las uñas:

1. Utilizar cremas con vitamina D

La vitamina D tiene propiedades antiinflamatorias y favorece la sanación de las uñas que se encuentran dañadas. Por eso, las cremas o lociones que contienen dicha vitamina son las más recomendadas para tratar las uñas con psoriasis.

¿Qué necesitas?

  • Una crema que contenga vitamina D

¿Qué debes hacer?

  • Frotar el ungüento o crema de vitamina D sobre el lecho de la uña durante unos 5 minutos.
  • Aplicar el tratamiento entre 2 y 3 veces al día.
  • Igualmente, es aconsejable consumir alimentos que contienen vitamina D, para ayudar a que el proceso de curación sea también de adentro hacia afuera.

2. Aloe vera

La sábila es una planta famosa por sus múltiples propiedades medicinales. Además, es fácil de conseguir, por lo que es uno de los remedios naturales más populares y su uso en el tratamiento de la psoriasis es bastante sencillo.

Gracias a su acción regeneradora que ayuda a sanar y nutrir los tejidos dañados permite reparar las uñas profundamente. Así, evita su descamación y proporciona alivio y frescura.

¿Qué necesitas?

  • 1 penca de sábila

¿Qué debes hacer?

  • Untar el gel del interior de la penca sobre las uñas afectadas.
  • Dejar actuar durante unos 30 minutos y lavar el área.
  • También podemos extraer la savia de la penca y aplicarla directamente sobre la superficie de las uñas durante la noche.
  • Recuerda lavar la zona en la mañana.

3. Solución de sales de Epsom

Como forma de complementar algunos de los tratamientos convencionales que utilizan los médicos, una alternativa casera es un baño de agua tibia con sales de Epsom. Este tipo de sales tienen efectos curativos muy buenos para mejorar la apariencia y salud de la piel y de las uñas, aliviando la picazón y la irritación.

¿Qué necesitas?

  • 2 cucharadas de sales de Epsom (30 g)
  • Agua (cantidad necesaria)

¿Qué debes hacer?

  • Llenar un recipiente con agua tibia y agregar 2 cucharadas de sales de Epsom.
  • Sumergir las uñas por unos 20 o 30 minutos.
  • Secar con un paño limpio e hidratar con una crema con vitamina D o un aceite medicinal.

4. Aceite de árnica

Este aceite tiene funciones antibacterianas y antiinflamatorias. Así, ayuda a evitar que las uñas afectadas empeoren su condición por causa de alguna infección producida por hongos o bacterias.

¿Qué necesitas?

  • 1 taza de aceite de oliva (250 ml)
  • 2 tazas de flores de árnica (200 g)

¿Qué debes hacer?

  • Mezclar el aceite de oliva y las flores de árnica en un recipiente y dejar macerar en un lugar oscuro durante una semana o 10 días.
  • Pasado el tiempo indicado, colar y proceder a su uso, aplicándolo sobre las uñas dañadas.

5. Avena

Este cereal proporciona muchos beneficios depurativos así como en el tratamiento de lesiones de la piel. En el caso de las uñas, tambiénresulta muy efectivo ya que es un excelente hidratante que calma la comezón y el dolor. Este tratamiento con avena es muy sencillo.

Avena para combatir los antojos.

¿Qué necesitas?

  • 2 cucharadas de harina de avena (30 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

 

¿Qué debes hacer?

  • Añadir la harina de avena en un recipiente con agua tibia y mezclar bien.
  • Sumergir las manos o los pies en la preparación durante unos 20 minutos.
  • También puedes aumentar las cantidades de avena y agua y tomar un baño completo con esta mezcla para mejorar el aspecto de tu piel.

Aunque aún no existe una cura definitiva conocida para la psoriasis, hay una gran cantidad de tratamientos disponibles en el mercado, así como diferentes recomendaciones más naturales que pueden ayudar a tratar esta condición. Lo más importante, sin embargo, es consultar a un especialista cuando aparecen síntomas como los de esta enfermedad.

Siempre la prevención es la prioridad y por eso los remedios naturales son el primer salvavidas al que recurrir. Estos nos proporcionarán alivio y tranquilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *