Grupos ladrones agreden autos en Las Américas

Grupos ladrones agreden autos en Las Américas

Lanzar piedras y objetos contundentes a los cristales de los vehículos que transitan en horas del noche por la autopista Las Américas volvió a convertirse en una práctica habitual de delincuentes que asaltan a conductores y acompañantes .Las principales víctimas son las personas que regresan del aeropuerto o lo conductores de vehículos de lujo.

En los últimos días varias vehículos han sido apedreados en la autopista Las Américas, próximo al parque del Este y el puente Juan Bosch.

Entre las victimas de los últimos días se encuentran el subdirector de El Nacional, José Antonio Torres, cuyo vehículo fue agredido el pasado jueves cuando regresaba del aeropuerto Las Américas.

Al día siguiente los delincuentes apedrearon el vehículo del periodista de Hoy, Diógenes Tejeda.

Y esa misma noche, un taxista fue objeto de las agresiones de los delincuentes, quienes le destruyeron los cristales de su carro.

La agresión a Tejada fue en la avenida Parque del Este, próximo al Faro a Colón, en El Pensador de Villa Duarte, con el propósito de asaltar a sus ocupantes, aprovechando la falta de iluminación y la ausencia de patrullaje policial.

Los sujetos se esconden detrás de los árboles que rodean el parque desde donde lanzan piedras contra los vehículos, incluyendo la guagua de este redactor y el de un taxista, con el propósito de obligarlos a detener la marcha y llevar a cabo sus acciones. El vehículo del taxista resultó con el cristal trasero roto.

La agresión se produjo frente a la puerta que da acceso a la cancha de baloncesto en el Parque del Este, a eso de las 9:00 de la noche, donde cuatro hombres que salieron de entre los árboles para llevar a cabo su acción delincuencial.

Cuando se produjo la agresión, bajé la marcha del vehículo, pero al observar que los cuatro sujetos se acercaban rápidamente, aceleré hasta llegar al parqueo de mi residencia, procediendo a revisarla a ver si había sufrido algún daño, pero todo estaba normal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *