Sergi Roberto: tocado y hundido

Sergi Roberto: tocado y hundido

Mientras Laporta, Yuste y Mateu Alemany se encerraban en un despacho del palco para hablar largo y tendido sobre la derrota ante el Bayern (0-3), en el vestuario blaugrana se vivían imágenes de una impotencia absoluta. No había reproches ni malos gestos sino un ambiente de resignación más que preocupante. Quien más o quien menos era consciente que la plantilla de esta temporada es peor que la del curso pasado y que ahora mismo no están para grandes retos sino para salir del paso.

Uno de los jugadores que acabó más tocado, y no nos referimos en el aspecto muscular (ese fue Jordi Alba, que pidió el cambio por molestias en los isquiotibiales de la pierna derecha) fue Sergi Roberto. Al jugador no le salió una a derechas durante los sesenta minutos que estuvo en el campo, desbordado en todo momento por las acometidas de Davies y Sané, sin recursos como carrilero por la banda derecha, jugando de forma totalmente previsible y perdiedo muchos balones. Tanto es así que el público se empezó a impacientar con el de Reus, primero con tímidos pitos pero al final con sonoros y prolongados abucheos cada vez que tocaba el balón. El apoteosis llegó a su salida del terreno de juego con una de las pitadas de la noche por parte del respetable.

A Sergi Roberto le afectó esta reacción del socio. Tanto es así que acabó desconsolado en el vestuario, rompiendo a llorar. Ni el apoyo y el consuelo de sus compañeros, sobre todo de Piqué y Sergio Busquets, fueron suficientes. El jugador no entendía la reacción tan virulenta del aficionado, cuando él lo había dado todo en el campo.

Rápidamente tanto en rueda de prensa Koeman como en declaraciones Piqué salieron a defender al capitán, recordando que Sergi Roberto no había jugado en su posición natural y que había hecho un sobreesfuezo ante uno de los mejores equipos del mundo.

En cualquier caso, la situación de Sergi Roberto se atisba complicada. Es evidente que es uno de los jugadores señalados por el socio, como Samuel Umtiti, a la hora de desplegar sus reproches contra el equipo.

Su renovación a la baja tampoco parece que acabe disipando el problema que subyace desde hace tiempo con el de Reus, que ha dejado de contar con la inmunidad que le daba el gol de la remontada que marcó ante el PSG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *