Cientos honran memoria de la sargento Johanny Rosario en masiva


Visitas :
103

Cientos honran memoria de la sargento Johanny Rosario en masiva vigilia en estadio de veteranos en Lawrence

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ Encabezados por el gobernador de Massachusetts Charlie Baker, el alcalde dominicano de Lawrence, Kendrys Vásquez, los familiares y otras autoridades estatales y municipales de Nueva Inglaterra, cientos de ciudadanos se congregaron el martes en la noche en una vigilia en la que se honró la memoria de la sargento de origen dominicano Johanny Rosario Pichardo, asesinada en los ataques terroristas en el aeropuerto internacional de Kabul hace ocho días.

A la vigilia que fue convocada por la oficina del gobernador Baker se inició después de las 7:00 de la noche en el Estadio Memorial de Veteranos situado en el 240 de la calle Osgood en Lawrence, los cientos de asistentes llevaron candelabros con velones y velas, banderas americanas y dominicanas, flores, carteles con mensajes, mientras muchos lloraban a la espera de la llegada de los restos de la militar de padres dominicanos en los próximos días.

Además del gobernador y el alcalde Vásquez, también la congresista Lori Trahan, en tanto, la multitud vitoreaba el nombre de la sargento.

El gobernador dijo que está orgulloso e inspirado por la persona en la que se convirtió Rosario Pichardo, a quien definió como una orgullosa dominicana americana, una hija, hermana, novia y tía.

“Una estudiante y una maestra. Una cuidadora. Una infante de marina de los Estados Unidos», añadió el ejecutivo estatal.

Citando párrafos de una carta escrita por la sargento, Baker dijo que Rosario corría más lento que una tortuga por la mantequilla de maní, pero nunca escapó de sus problemas, los atacó de frente»

Recordó que ella estaba en un equipo que examinaba a mujeres y niños en una puerta del aeropuerto internacional Hamid Karzai, y ayudó a más de 30.000 personas a ponerse a salvo antes de que un terrorista suicida la matara.

Docenas de banderas estadounidenses fueron colocadas alrededor del estadio y el alcalde Vásquez había pedido a los asistentes que usaran cintas negras.

«Creo que esta es una oportunidad para que nos aseguremos de siempre recordar y nunca olvidar a Johanny Rosario», dijo el alcalde.

La vigilia y otros actos en recordación de la sargento se realizan en todo Nueva Inglaterra mientras la familia se prepara para recibir sus restos.

«Pronto llegará a casa», dijo su hermano, Erick Rosario.

Dijo que Johanny era la mayor de cuatro en su familia dominicana unida, y su muerte en la asonada terrorista del jueves deja atrás a una hermana, dos hermanos y sus desconsolados padres. Tenía 25 años de edad y seis en la milicia.

«Mi hermana, perdió la vida por los Estados Unidos y mi mamá solo ha estado recibiendo malas noticias, ya sabes, de izquierda a derecha, y no está bien», añadió Erick.

Jaime Meléndez, director del Departamento de Servicios a Veteranos en Lawrence, calificó la noticia de la muerte de Rosario como personalmente devastadora.

Relató que en una década que lleva como director de esos servicios ha trabajado con cientos de miembros del Cuerpo de Entrenamiento de Oficiales de Reserva Juvenil (JROTC), pero Rosario era especial.

«Siempre hay algunos que sobresalen, simplemente, tienen algo de luz, por así decirlo. Definitivamente ella era una de esas», agregó Meléndez.

Johanny se graduó en 2014 en la escuela secundaria de Lawrence y estudió un semestre en la Universidad Estatal de Bridgewater antes de entrar como a la Fuerza Naval (US Navy) de Estados Unidos, donde trabajó a tiempo completo.

«Aunque solo estuvo en nuestro campus por corto tiempo, sigue siendo una de nosotros y será considerada un oso de por vida», dijo Brian Duchaney, director del programa en la Oficina de Servicios para Estudiantes Militares y Veteranos en esa universidad.

Numerosos veteranos pasaron por la casa de la familia en Lawrence el lunes para presentar sus respetos y condolencias previo a la vigilia del martes.

Jackie Mármol, veterana de guerra, dijo que todos están unidos en duelo.

Rosario fue asignada a la Quinta Brigada Expedicionaria de la Infantería de Marina y estaba ayudando a procesar a la multitud que acudía al aeropuerto internacional de Kabul en medio de la evacuación masiva de Estados Unidos y sus aliados cuando los terroristas de una facción del Estado Islámico (ISIS-K) perpetraron el atentado matando a Rosario, otros 12 militares norteamericanos y casi 200 civiles afganos.

La comunidad dominicana, latina y residentes de todas las razas se mantienen conmovidos por su muerte.

Las últimas tropas de Estados Unidos abandonaron a Afganistán el lunes en la madrugada después de estar en la guerra más larga en la historia de las conflagraciones bélicas del ejército norteamericano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *