El acento criollo delató impostor dominicano que se hacía pasar por boricua en Massachusetts

El acento criollo delató impostor dominicano que se hacía pasar por boricua en Massachusetts

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ El acento criollo, delató al dominicano Luis Antonio Reyes Santana, de 33 años de edad, quien estuvo viviendo en Salem (Massachusetts) durante cinco años con loa papeles y el número de seguridad social del boricua José Soto, y que fue arrestado durante una parada de tránsito, cuando un policía de origen puertorriqueño lo interrogó y escuchó palabras cotidianas del argot dominicano, con las que hablaba el detenido.

Los papeles que usaba Santana, también habían sido utilizados por otros dominicanos que con identidad falsa, solicitaron licencias de conducir de Massachusetts, y se beneficiaron de algunos servicios sociales de ese estado.

Es el segundo caso este mes en el que un dominicano es arrestado por robo de identidad en Massachusetts, siendo el primero caso el de Adolfo Richard Severino Santos.

El juez dejó preso a Santana, con una fianza en efectivo de $15,000, una cantidad que solo se le permitirá pagar si acepta entregar su pasaporte dominicano y la ropa, además de llevar un brazalete GPS para vigilar sus movimientos.

Pero Santana no tiene intención de cumplir ninguna de esas condiciones, dijo el abogado defensor del dominicano, Christopher Basso, al juez de la corte del distrito de Salem, Randy Chapman.

“Al presentar su pasaporte a la corte, sería equivalente a una confesión”, dijo Basso.

Y Basso dijo que si su cliente usa la dirección donde ha estado viviendo con su novia y su hijo de tres semanas en Salem para ser lanzado en un GPS, eso pondría en peligro su vivienda pública.

La policía dice que Santana vivía bajo la identidad de Soto en el edificio 25 de la calle Garden. en el norte de Salem, posiblemente por cinco años.

Santana llegó a la pantalla del radar de la policía en octubre pasado. El patrullero James Bedard dijo que revisaba placas al azar cuando notó que el propietario registrado de un Honda Accord 2012, que era el boricua “Soto”, no había recibido una licencia de conducir hasta la edad de 30 años, algo que encontró inusual, dijo el fiscal Michael Varone en la corte.

Bedard hizo una investigación y revisó el registro de “Soto”, descubriendo que el FBI tenía varios archivos con ese nombre y número de Seguro Social. Eso, dijo el oficial, sugiere que al menos otras dos personas usaron el mismo número de Seguro Social puertorriqueño robado.

El investigador solicitó copias de las fotos de los individuos de los archivos del FBI de Puerto Rico y Luisiana, y notó que ninguno se parecía a la foto del Registro de Vehículos Motorizados del dominicano.

Bedard dejó que otros oficiales supieran lo que había encontrado.

El domingo, patrullero Matthew Fisher detuvo el Honda en la avenida Highland por cruzar la línea central, dijo Varone al juez.

El conductor mostró una licencia y el registro.

Debido a que Santana no habla inglés, Fisher pidió ayuda al patrullero Jeffrey Soto, quien ha hablado en español toda su vida.

El patrullero Soto le dijo a Fisher y a Bedard, que también se presentaron en la escena de la detención, que se dio cuenta de que el falso “Soto” estaba hablando con acento dominicano.

Con la ayuda del oficial Soto, el agente Bedard le hizo algunas preguntas sobre Puerto Rico a Santana, pero no respondió a una pregunta y luego comenzó a dudar.

Se le mostró una foto del hombre que se cree que era el verdadero José Antonio Soto, de Puerto Rico, y comenzó a sacudir la cabeza. Los oficiales le preguntaron su verdadero nombre y pidió un abogado.

Se negó también a responder preguntas de rutina sobre los nombres de sus padres y el apellido de soltera de su madre, dijo Varone al juez.

Se envió una foto al Centro de Fusión de la policía estatal de Massachusetts, y con reconocimiento facial se identificó al dominicano como Santana, que tiene un pasaporte dominicano vigente.

Basso, el abogado de Santana, pidió al juez una fianza de no más de $2,000 a $ 4,000, diciendo que si su cliente tenía una identidad falsa, era solo para poder trabajar en los Estados Unidos.

“Usted tiene un hombre sin antecedentes de arrestos, condenas o incumplimientos”, dijo Basso, añadiendo que Santana trabaja en la construcción.

El abogado defensor también cuestionó la justificación de la detención el domingo, y la confiabilidad de la capacitación que los oficiales habían recibido.

Dijo con un hijo ciudadano estadounidense de tres semanas de nacido, Santana tiene una oportunidad para quedarse aquí, en Estados Unidos, y luchar contra la deportación.

Añadió el abogado que la entrega del pasaporte dominicano de Santana sería inapropiada.

El juez, no estuvo de acuerdo.

“Ciertamente, tiene el privilegio de la Quinta Enmienda de no responder, pero eso no significa que no podamos imponer lo del pasaporte como una condición”, dijo el juez, quien también señaló que Santana se negó a firmar los documentos del tribunal antes de su comparecencia.

“Si quiere ser liberado, tendrá que proporcionar el pasaporte”, advirtió el juez, calificando a Santana como un fuerte riesgo de fuga.

Además de fraude de identidad, Santana se declaró inocente de dos cargos por usar un documento falso de vehículo motorizado, proporcionar un nombre falso en el momento de la detención y no permanecer dentro de los carriles marcados.

Una nueva audiencia le fue programada para el 5 de junio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *