Le cantan 160 años por asesinatos de tres mujeres en Nueva Jersey después de citarlas en redes sociales

Le cantan 160 años por asesinatos de tres mujeres en Nueva Jersey después de citarlas en redes sociales

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ El afroamericano Khalil Wheeler Weaver, fue condenado este miércoles en la Corte Estatal de Newark en Nueva Jersey a 160 años de cárcel por los asesinatos de tres mujeres de su raza, Sarah Butler, de 20 años de edad, Robin West, 19 y Joanne Brown, 33.

También fue declarado culpable del secuestro y agresión sexual e intento de asesinato de Tiffany Taylor, una cuarta víctima que sobrevivió a su ataque y permaneció inmóvil mientras el juez dictaba la sentencia en el tribunal estatal de Newark. Antes de la condena se produjeron emotivas declaraciones de los familiares de West y Butler.

El sentenciado de 25 años de edad a quien los fiscales tipificaron como un asesino en serie, fue juzgado y declarado culpable en septiembre 2019 pero la pandemia retrasó la audiencia de la condena.

Wheeler negó que secuestrara, torturara, violara y asesinara a las tres mujeres y le dijo al juez de la Corte Superior Mark S. Ali que fue incriminado.

Fue capturado después que los investigadores usaron a Taylor para atraerlo lo citó en una de las aplicaciones, y fue también violada y torturada pero sobrevivió al ataque declarando como testigo estrella de los fiscales en el juicio.

Entre los cargos figuraron tres asesinatos, un intento de asesinato secuestros, incendio premeditado agravado y profanación de restos humanos.

La fiscalía del condado Essex resaltó el coraje de la amiga de Butler, una estudiante universitaria residente en la ciudad de Montclair, por usar las redes sociales para ayudar a la policía a capturar a Weaver. Obtuvieron acceso a sus cuentas de redes sociales, establecieron una cuenta falsa, atrajeron a Wheeler a una reunión en Montclair y notificaron a las autoridades sobre la ubicación del asesino.

La cuarta víctima también proporcionó información crucial que ayudó a los investigadores, relatando que el ataque a ella fue similar a los de las muertas.

Taylor describió cómo el ataque cambió su vida.

“Toda mi vida cambió. Ya no uso maquillaje. No tengo amigos. Siempre estoy paranoica, pero estoy feliz de estar todavía aquí”, relató en la corte para luego dirigirse al magistrado pidiéndole que no tuviera compasión con asesino porque él acusado nunca mostró remordimiento.

Pruebas presentadas en el juicio mostraron que cinco años antes, cuando el sentenciado tenía 20 años de edad, usaba las aplicaciones de citas para atraer a las mujeres y después las estrangulaba.

Los cadáveres de las mujeres fueron encontrados en septiembre y diciembre 2016 en el norte de Nueva Jersey.

Los fiscales presentaron pruebas del teléfono celular de Wheeler que lo muestran en las escenas de donde desaparecieron las mujeres..

El fiscal adjunto del condado de Essex, Adam Wells, señaló que los asesinatos fueron perpetrados con semanas de diferencia añadiendo que ese espacio de tiempo le dio la oportunidad al sentenciado reflexionar y arrepentirse antes de seguir asesinando mujeres.

West, que residía en Pensilvania fue vista subiendo a un automóvil en compañía de Wheeler 31 de agosto 2016 en la noche y ella fue asesinada horas después.

Wheeler tiró el cadáver en una casa abandonada cerca de donde él vivía en el pueblo de Orange, cerca de Newark, y quemó la vivienda tratando de borrar rastros. La Oficina del Médico Forense tuvo que trabajar dos semanas para poder identificar a la víctima.

Brown, que vivía en Newark, fue asesinada un mes después del homicidio de West y también tiró su cuerpo en una casa deshabitada. Los restos fueron hallados mes y medio después.

Butler desapareció la víspera del Día de Acción de Gracias de 2016, y el asesino tiró sus restos en una zona boscosa cuatro días antes de encontrar los restos de Brown.

Las dos fueron estranguladas con sus ropas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *