Las empresas invierten en tecnología 4.000 millones, un 7%

Las empresas invierten en tecnología 4.000 millones, un 7% menos que en el pico máximo de 2018

Un informe de UGT denuncia que 12,6 millones de trabajadores no se forman nunca en competencias digitales y que solo un 18% de compañías contrata a profesionales TIC.

“La digitalización de las empresas españolas no toma impulso, y cuando lo hace, es de forma tibia y poco concluyente, lo que hace a España estar siempre por detrás del resto de economías avanzadas”. Esta es una de las principales conclusiones de la segunda edición del estudio Digitalización de la empresa española elaborado por el sindicato UGT que pretende, por segundo año consecutivo, calibrar el grado de progreso tecnológico del tejido empresarial español, analizando sus tres ejes fundamentales: uso e implantación de las tecnologías de información y comunicación (TIC), innovación empresarial e I+D.

El gasto empresarial en TIC se recupera este año parcialmente del descalabro de 2019. Este año las empresas piensan destinar unos 4.000 millones de euros a su digitalización, y aún siendo un 25% más que el año anterior, esta cifra sigue estando un 7% por debajo de los casi 4.300 millones destinados a esto en 2018, cuando se registró el máximo histórico de este tipo de inversiones. Estas cifras contribuyen a situar a la economía española en el puesto mundial 41 (de 43 posibles) en peso del sector TIC sobre el PIB.

Las empresas invierten en tecnología 4.000 millones, un 7% menos que en el pico máximo de 2018pulsa en la foto
Además, cuando se desglosa este gasto en digitalización por el tamaño de las empresas, se observa que aquellas de entre 10 y 49 trabajadores apenas han aumentado su inversión, lo que supone un severo desequilibrio de competitividad y productividad agregada. De hecho, el estudio destaca el déficit tecnológico de las microempresas –que representan nueve de cada diez firmas en España– ya que menos del 10% de estas compañías hacen negocios a través de internet y solo un 2,5% de ellas tienen un profesional TIC en plantilla.

Junto a esto, los autores de este informe llaman la atención acerca de que el número de empresas con presencia en internet se reduzca. Y también sobre el hecho de que las tecnologías más vanguardistas (cloud, big data, internet de las cosas, robots o impresión en 3D) sean prácticamente testimoniales, aseguran. Y de entre todas ellas, solo el cloud computing se acerca a un tercio de las empresas, mientras que el resto de las tecnologías mencionadas oscilan entre un 5% y un 9%.

Estos son algunos de los factores que hacen que el número de especialistas TIC continúe en mínimos históricos y apenas el 18,4% de las compañías en general, contratan a este tipo de técnicos (lejos del 26,5% de hace cinco años). En este punto, desde UGT aseguran que la queja empresarial de que existen miles de empleos de estas características sin cubrir “es simplemente una invención”, ya que, según sus cálculos, únicamente el 3,3% de las empresas españolas han tenido problemas para cubrir vacantes de expertos en TIC. Los autores del estudio van más allá y aseguran que “ese mantra esconde la realidad del mercado tecnológico en España; las empresas no quieren pagar los salarios con la cualificación exigida (el 63% de las empresas ha reconocido que no cubrieron sus vacantes TIC por no aceptar los requisitos salariales de los sindicatos).

Para hacer este estudio, UGT utiliza fuentes oficiales como las series anuales de la encuesta sobre el uso de TIC y comercio electrónico del Instituto Nacional de Estadística (INE); la encuesta similar que elabora Eurostat; el índice de economía y sociedad digital de la Comisión Europea y las series de comercio electrónico de la Comisión Nacional de la Competencia (CNMC).

Comercio electrónico
Según los datos de algunas de estas fuentes, en general, el pasado año tres de cada cuatro empresas españolas presentaban una muy baja densidad digital. Mientras que en el polo opuesto las empresas con un nivel de digitalización muy alto eran el 2,3%, la mitad que Alemania (4,85%) y muy por debajo de Portugal (3,46%). Así, aunque el 90% de las compañías tiene página web, solo un 19% tiene un apartado para recibir pedidos online; y solo una de cada cuatro admite haber realizado ventas por comercio electrónico. Dicho de otra manera: el 75% del tejido empresarial no usa internet para comerciar.

La falta de formación de los trabajadores es una de las causas que está detrás de esta situación. Así, el informe asegura que este año hay 12,6 millones de trabajadoras “que no se forman nunca en competencias digitales” y un 80% de las compañías “nunca forma a sus empleados”. Ante esto, el sindicato denuncia que “la empresa española sigue sin interiorizar que sin formación TIC a las plantillas, no habrá transformación digital”.

De momento, estos déficits se intentarán atajar con proyectos que se financiarán con algo más de un tercio (el 34%) de los 27.000 millones de euros de los fondos europeos que se incluirán en los Presupuestos de 2021 y que estarán destinados a digitalizar la economía española.

Con la pandemia de Covid-19 la visión de muchas empresas ha cambiado (y así se demostrará en la siguiente edición de este informe). De momento, con datos del primer trimestre del año un 7% de las compañías asegura haberse iniciado en el comercio electrónico para seguir abiertas y un 20% prevé continuar con esta práctica al menos seis meses. Si bien, todavía cuatro de cada diez empresas otorgan a la digitalización una importancia baja en el medio plazo.

Innovación e I+D
Las inversiones empresariales en innovación tampoco terminan de recuperarse. Según los últimos datos que maneja este estudio, de 2018, ese año las compañías destinaron 18.688 millones a acciones de innovación. Aunque esto también supuso una importante recuperación del 25% respecto a 2017, la cuantía total queda lejos de los casi 20.000 millones que invirtieron en esta materia las empresas en 2008. Es más, este tipo de inversión está sumamente concentrada en el tejido empresarial ya que solo el 15% de las compañías destinan partidas a innovar.

En cuanto al gasto empresarial total en I+D medido en su peso sobre el PIB era del 0,71% en 2018, lo que lo situaba aún por debajo del máximo logrado también hace dos años (0,74% del PIB en 2008). Además, el número de empresas involucradas en operaciones de I+D es ahora un 33% inferior al de 2008.

Todos estos datos de la digitalización en el entorno empresarial contrastan con las cifras dadas a conocer ayer por el Instituto Nacional de Estadística sobre el uso de las TIC en el ámbito familiar. Así, el 95,3% de los hogares de España tiene acceso a internet por banda ancha fija y/o móvil (4,1 puntos más que en 2019), lo que significa que más de 15,5 millones de hogares con al menos un miembro de 16 a 74 años (el 84%) tiene acceso a internet.

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *