Proyecto de gasto social de Biden sufre duro revés tras rechazo a la iniciativa de senador demócrata

Proyecto de gasto social de Biden sufre duro revés tras rechazo a la iniciativa de senador demócrata

El senador demócrata de EE.UU. Joe Manchin dijo este domingo que votará en contra del paquete de gasto social de 1,75 billones de dólares que defiende el presidente, Joe Biden, lo que dificulta enormemente su aprobación y hunde las opciones de que salga adelante, por lo menos en su redactado actual.

Manchin, el político más conservador dentro del ala demócrata en el Senado, dijo en una intervención en el canal Fox News que no puede «votar para que continúe esta legislación», aunque aseguró haber «intentando todo lo humanamente posible» para que saliese adelante.

«(El presidente Biden) conoce las preocupaciones y los problemas que he tenido», indicó Manchin, que desde el principio siempre se había mostrado muy escéptico con esta medida estrella de la Casa Blanca al considerar que dispararía el gasto público y aumentaría todavía más la ya altísima inflación.

Apenas unas horas después de que se conociese la decisión del senador, la secretaria de prensa del Gobierno estadounidense, Jen Psaki, emitió un comunicado muy duro contra Manchin, al que acusó de haber roto «su compromiso con el presidente y con sus colegas en la Cámara de Representantes y en el Senado».

«Sus comentarios representan una marcha atrás repentina e inexplicable en su posición», apuntó Psaki, quien aseguró que el senador había prometido a Biden en una visita en su casa de Delaware apoyar el marco del plan social y que se comprometió «varias veces» a negociar lo que faltaba de buena fe.

El plan de Biden, que ya fue aprobado por la Cámara de Representantes en una ajustada votación en noviembre, representa una histórica ampliación del gasto público (ha llegado a ser comparado con el «New Deal» del ex presidente Franklin Delano Roosevelt en los años 30), especialmente en los campos de la salud, la pobreza infantil y la lucha contra el cambio climático.

El voto de Manchin, que pese a pertenecer al Partido Demócrata representa a Virginia Occidental, uno de los estados más conservadores del país, resulta imprescindible para sacar adelante la legislación en el Senado, dividido al 50 % entre demócratas y republicanos.

Los demócratas querían aprobar el plan sin la necesidad de apoyos republicanos -todos los conservadores se han mostrado en contra-, mediante un proceso conocido como «reconciliación» que permite sacar adelante una ley presupuestaria en la Cámara Alta con una mayoría simple, en vez de los 60 votos que hacen falta normalmente.

Sin el voto de Manchin, los demócratas, que solo cuentan con 50 de los 100 escaños, no llegarán a ese umbral, aunque cuentan con el posible voto de desempate de la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, que ejerce como presidenta del Senado.

Tras conocerse la decisión del senador, su colega de filas Bernie Sanders, del ala más progresista del Partido Demócrata, dijo que la propuesta de ley debería seguir su recorrido y votarse en el pleno del Senado para que Manchin tenga «que explicar a la gente de Virginia Occidental por qué no tiene el valor para oponerse al poder de los intereses especiales».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *