Google estrenaría su propio procesador con el nuevo Pixel 6, y prescindiría de Qualcomm

Visitas : 981

Google daría un paso al frente con sus próximos lanzamientos en telefonía móvil, al apostar por un procesador propio, y te ofrecemos los primeros detalles.

Se avecinan interesantes cambios relativos a procesadores en el ecosistema Google, en concreto en el nicho de mercado de teléfonos móviles inteligentes, y es que tras multitud de años donde los distintos dispositivos Pixel han apostado por procesador de Qualcomm, los nuevos lanzamientos de móviles que se esperan para este año ofrecerán un cambio radical.

Tal como adelantan desde 9to5google, los dos teléfonos que Google tiene previsto lanzar en 2021, en concreto el Pixel 6 y Pixel 5a, llegarían con el procesador Google Silicon 101 (GS101) por lo que se dejarían de utilizar los procesadores Snapdragon de Qualcomm apostando ahora por un diseño propio, al estilo de lo que ha hecho recientemente Apple y siguiendo la tendencia marcada por la industria en estos últimos años.

El procesador propio de Google, denominado de forma interna “Whitechapel”, forma parte de una de las inversiones anunciadas por el consejero delegado de Alphabet, Sundar Pichai, el año pasado, y es que no es la primera vez que escuchamos que Google se va a adentrar al mercado con su propio procesador.

Este nuevo procesador propio de Google apostaría por arquitectura ARM, no solo para los teléfonos futuribles mencionados, sino también para los Chromebooks que se lancen durante próximas temporadas.

Por otra parte, desde XDA añaden que este nuevo procesador contaría con una configuración de tres clústeres con una TPU para aplicaciones de aprendizaje automático, y que también presentaría un chip de seguridad integrado, similar al Titan M.

Dentro de la documentación filtrada, también se han encontrado referencias a “Slider”, que estaría relacionado con el Samsung Exynos. Se especula que los de Mountain View estarían desarrollando este nuevo procesador con el sistema de integración a gran escala de Samsung semiconductor (SLSI).

Comentan que también han encontrado referencias a “Raven” y “Oriole”, y como viene siendo habitual, estas denominaciones son para proyectos para futuribles lanzamientos, en concreto para el Pixel 6 y el Pixel 5a. Se espera que el Pixel 6 se lance en el último tramo del año, mientras que el Pixel 5a llegue durante el segundo o tercer trimestre.

Google contaría con ventaja al apostar por sus propios procesadores, no solo en la libertad, sino también teniendo más control sobre el hardware de todos los dispositivos que lancen, y podrían encontrar incluso una mayor optimización como hacen otras grandes tecnológicas que tienen ya procesadores propios establecidos en el mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *