Microsoft también apoya a Epic Games

Visitas : 126

Microsoft entra en la guerra entre Epic y Apple, y la disputa alcanza una nueva dimensión.

La batalla entre Epic y Apple se extiende, y el resultado puede ser imprevisible. Apple podría haber cometido un grave error estratégico en su enfrentamiento con Epic Games, al haberle retirado la licencia de desarrollador de iOS y MacOS. Ha convertido un conflicto con una compañía concreta en una problemón que pone en peligro el desarrollo de videojuegos de miles de compañías de software, incluyendo todas las grandes: Microsoft, Sony, Nintendo, etc.

Y la primera prueba de ese error ya está aquí: Microsoft ha emitido un comunicado en el que apoya a Epic Games tras perder su licencia de desarrollador de iOS y MacOS, y avisa que esta decisión pone en graves problemas a miles de compañías, incluyendo Microsoft, que usan el motor Unreal Engine de Epic para desarrollar sus juegos.

El tuit dice: “Hoy hemos cursado un comunicado de apoyo a la petición de Epic para que le permitan el acceso al SDK de Apple, para su motor Unreal Engine. Asegurarnos de que Epic tiene acceso a la última tecnología de Apple es lo más correcto para los desarrolladores de juegos y los jugadores”.

¿Qué es lo que está pasando? Desde hace años, Epic Games se queja de la comisión del 30% que Apple, Google, Steam y otras tiendas se llevan por publicar los juegos en sus plataformas. La clave de todo el conflicto es que esa comisión se aplica también a los micropagos, las compras de monedas del juego, que es de donde provienen todos los ingresos de Epic, ya que juegos como Fortnite son gratuitos.

Epic cree que es abusivo que las tiendas de apps obliguen a usar su sistema de pago y cobren el 30% por cada micropago. Por eso comenzó a incluir su propio sistema de pago un 20% más barato para los jugadores, en las versiones de iOS y Android de Fortnite. ¿Resultado? El juego fue expulsado de Google Play y la App Store de Apple.

La cosa podría haberse quedado en una disputa legal entre dos compañías, hasta que Apple decidió ir más allá y canceló la licencia de desarrollador de iOS y MacOS a Epic Games.

El problema es que está compañía es también la desarrolladora de Unreal Engine, uno de los motores gráficos de creación de juegos más usados del mundo. Lo utilizan prácticamente todas las grandes compañías porque este motor está disponible en todas las plataformas, y basta con crear el juego una vez para que funcione con apenas cambios en móviles, consolas, PC, etc.

Como explica Microsoft en su comunicado, impedir que Epic pueda seguir desarrollando Unreal Engine para iOS y MacOS supone un grave perjuicio para miles de compañías que usan este motor, porque utilizar varios motores diferentes según la plataforma es muy caro y lleva mucho tiempo, y obligar a cambiar de motor, en muchos casos a mitad de desarrollo, es inviable para muchos desarrolladores, especialmente indies.

Con esta decisión, Apple ha metido en el conflicto a miles de compañías afectadas, que ahora tendrán que tomar posición en uno u otro bando.

Microsoft ya lo hecho, y eso va a arrastrar a otros muchos, que no entienden que se bloquee una herramienta que no tiene nada que ver con la disputa original.

No es ningún secreto que Apple es la compañía más rica del mundo, entre otras cosas, por esa comisión del 30% que cobra a millones de apps. Solo con Fortnite ha ganado más de 300 millones de dólares con los micropagos.

Aunque solo cediese un 1% en ese porcentaje, perdería cientos de millones de dólares. Y si no cede, tendrá en su contra a miles de compañías que usan el motor Unreal Engine, y se van a ver perjudicadas por su bloqueo.

Una situación complicada que va a decidir el mercado de comisiones en las apps para los próximos años.

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *