“El Torito” en Nueva York

Con una masiva asistencia de un público que llenó por completo el aforo del más legendario templo de la música, Héctor Acosta “El Torito” se enseñoreó anoche en el escenario del Carnegie Hall, con una actuación memorable, que ha sido desde ya considerada como una de las más importantes de su carrera y trayectoria.

Cumpliendo con una meta que debe plantearse todo gran artista, El Torito decidió probarse, asumiendo un compromiso no común, llevando el merengue y la bachata en uno de los más emblemáticos escenario de los músicos, tanto clásicos como populares, con una historia de 126 años de existencia, y por donde han pasado los más importantes cantantes y músicos del mundo.

El Torito rompió con el mito de que nuestra música popular en la plaza de Nueva York debe estar reservada al teatro United Palace.

Todas las localidades , incluyendo las de platea y los balcones, fueron llenadas por completo de un público entusiasta que se confabuló con Héctor Acosta para articular una noche de romance, alegría y derroche de emociones, en cada una de sus interpretaciones, en su tránsito fluido por cada una de las canciones que componen su exitoso repertorio.

Sin los adornos y los aditamentos usuales de estos tiempos, El Torito se vio precisado a llenar con su sola presencia el amplio escenario del Carnegie Hall, que a diferencia de otros teatros, no permite el empleo de pantallas Led ni proyecciones que hoy día son usuales en los espectáculos y conciertos.

Haciendo acopio de su experiencia y dominio escénico el artista criollo supo mantener la atención y el ínterés del público, cuyo entusiasmo no decreció en ningún momento.

El público se montó en una ola de emotividad y emociones, de la cual no descendió desde el principio hasta el final.

Un concierto para ser recordado, en el que no faltó la evocación y el llamado a la solidaridad con la gente de las naciones afectadas por los fenómenos naturales que han azotado El Caribe en los últimos tiempos.

Y por supuesto, el sentir patriótico que exalta la dominicanldad en todas partes.

El Torito, como ya se ha dicho, ha desarrollado este año un programa inigualable, presentándose en los principales teatros dominicanos a casa llena, como sucedió en el Gran Teatro Cibao y el Teatro Nacional de la capital.

En Nueva York el United Palace, y ahora el Carnegie Hall.

Tiene pendiente su concierto del próximo sábado en el Anfiteatro de Puerto Plata, para luego cerrar su gran año en el Hard Rock Live de Blue Mall.

Comentários no Facebook